Review: Crema para manos Almond & Milk de Burt’s Bees

Ojo: este producto no es para nada una novedad, pero sí es un buen dato para quienes andan en búsqueda de una crema de manos realmente hidratante y reparadora.

Les cuento que en julio me arranqué a pasar las vacaciones de invierno a Búzios, un pueblo en Brasil con eterno clima veraniego. Si bien agradecí infinitamente el clima cálido, mis manos quedaron destrozadas con tanto cambio de temperatura y agua salada.  Al volver me dediqué a limpiar y ordenar la casa para comenzar el segundo semestre, incluyendo limpiezas a fondo de la cocina y los baños. Amo lavar la loza, limpiar cocinas y baños, pero siempre caigo en el masoquismo de limpiar  sin guantes.  No hay caso, no puedo acostumbrarme a la sensación de que algo quede limpio si no lo siento directamente con mi propia piel.  Obviamente esto hizo que la condición de la piel de mis manos empeorara, y para el comienzo del segundo semestre ya estaban demasiado secas y hasta me ardían.

Una mañana antes de irme a hacer clases recordé que tengo una cajita en la que puse todas las muestras de productos y los productos tamaño viaje, así que fui rápidamente a buscar una crema de manos pequeña para llevarme en la mochila.  Esta fue la primera que tomé y no tenía muchas expectativas, sólo quería suavizar un poco la sensación de lengua de gato de mis manos.

La versión que tengo yo es un potecito de vidrio de 7 gramos, que venía en un set que compré hace tiempo por eBay, cuando la marca aún no llegaba a Chile.  Esa vez abrí la caja del set y miré el potecito con desprecio e incredulidad, porque pensé “¡para qué me van a alcanzar 7 gramos de crema!”, antes de guardarlo en el estuche de los productos en miniatura.  Pero resulta que llevo usando la crema todos los días por dos semanas y ha bajado bien poquito.

La textura del producto es medio mantecosa, por lo que no es necesario embardunarse en crema para sentir la hidratación del producto.  Yo me aplico un poquito en el dorso de la mano y lo esparzo con el dorso de la mano contraria. Lo que queda lo aplico en mis palmas y uñas.  El aroma del producto es fuerte, huele algo así como a leche, a almendras y a mazapán, así que si no son muy amigas de los olores dulces lechosos, no les recomiendo esta crema.

En cuanto a su acción, realmente ha restaurado mis manos en tiempo récord.  A la semana de haberla usado diariamente se había ido la textura seca y las manos ya no me ardían.  Ahora, a dos semanas de haber comenzado a usarla, la piel de mis manos está realmente suave y tersa.  ¡Tenía un milagrito en miniatura y no tenía idea que era tan buena!

El sitio web de Burt’s Bees indica que el ingrediente principal de este producto es aceite de almendra dulce.  Según Burt’s Bees, el aceite de almendra dulce es un aceite medianamente denso, rico en ácidos oleicos y linoleicos, proteínas y vitamina D, por lo que es famoso por suavizar y reacondicionar la piel ayudando a reducir la pérdida de hidratación.  Además de aceite de almendra dulce, el producto contiene vitamina E, cera de abejas, aloe y hasta leche en polvo (he ahí el aroma lechoso).

Recuerden que la marca Burt’s Bees se declara cruelty free, pero ninguno de sus productos es apto para veganos.  Pueden encontrar el frasco de 57 grs. en Falabella a un valor aproximado de $9990 y en corners de la marca.

¿La han probado? ¿Me recomiendan alguna crema de manos tan reparadora como esta?

Anuncios

2 comentarios en “Review: Crema para manos Almond & Milk de Burt’s Bees”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s